miércoles, noviembre 26, 2014

Dragones


Alex Regidor Marín
Alba Díaz Serrano
Alicia Fernández Heras
Lucía Monrobel Matías
5º Primaria A

lunes, noviembre 24, 2014

El otoño



viernes, noviembre 21, 2014

Querido diario



Por Hugo Hernández Gómez, de 5º de Primaria

jueves, noviembre 20, 2014

La cueva misteriosa



     Érase una vez una familia que fue de excursión a una cueva, “La cueva de los murciélagos”. Estuvieron por allí todo el día, comieron, jugaron y se adentraron más en ella. En aquel momento, sin darse cuenta, pasaron por un pasadizo, ninguno tenía palabras para explicar aquello. Parecía como si se hubiera sacado de un cuento de fantasías. Estaba lleno de duendes, hadas… Tenían miedo, pero a la vez querían inspeccionarlo más y más, y para eso se dividieron en dos grupos, la madre con la hija y el padre con el hijo.
     Después se encontraron, y siguieron, pero ya todos juntos.
     -¡Mirad!, exclamó el padre.
     Había un montón de pececillos de colorines y brillantes en una especie de laguna, además de ranas y saltamontes de color oro y con unos ojos grandes y rojos.
     De repente cayeron por una catarata.
     Cuando despertaron de la caída, se encontraban al lado de la entrada de la cueva.
     No sabían lo que había pasado. Así que prefirieron dejarlo como si nada hubiera ocurrido.
Andrea Miguel López. 6º A

miércoles, noviembre 19, 2014

El paseo de los bichos


Por Daniel Domínguez, de 4º de Primaria

martes, noviembre 18, 2014

La anécdota

Por Clara Ávila Martín, de 4º de Primaria

viernes, noviembre 14, 2014

De treinta en treinta. El diario.



Muchos han sido los diarios que han llegado a nuestra Caja de la Escritura de la Biblioteca del Cole durante el mes pasado. En esta ocasión el tema o formato de la actividad De treinta en treinta, fue EL DIARIO. Algunos muy bien presentados y escritos. Aquí algún ejemplo.





miércoles, noviembre 12, 2014

La cueva egipcia


Hace poco tiempo, un explorador inglés llamado Peter fue al Cairo a buscar cuevas. Unos días después, encontró una cueva muy profunda al lado de una pirámide. Antes de bajar a la cueva, un árabe que estaba montado en camello le preguntó:
·        -  ¿A dónde vas, chico?
·       -  Voy a esta cueva porque creo que hay un tesoro –dijo Peter.

Como el árabe era muy avaricioso, pensó que si conseguía el tesoro se haría millonario, así que le siguió.
Peter fue hasta el final de la cueva y encontró un tesoro egipcio. Cuando el árabe lo vio, se alegró de lo rico que iba a ser, por lo que esperó a que el explorador subiera y lo sorprendió:
-  ¡Dame eso, que voy a ser multimillonario! –dijo el árabe.
- ¡Esto no es para venderlo, es para un museo! –dijo Peter.

El grito del explorador provocó un terremoto y los dos huyeron. Cuando salieron de la cueva Peter se montó en su camello y se fue al Cairo y el árabe no consiguió robar el tesoro al explorador.
Cuando Peter llegó a la ciudad egipcia, entregó las piezas a un museo histórico de la ciudad.
FIN

JAIME VAQUERO RABAHIEH 6º B

jueves, noviembre 06, 2014

Que te corta, corta...




Por alumnos de 5º A de Primaria

miércoles, noviembre 05, 2014

La cueva y el mago




Érase una vez, una mago que se aburría mucho porque no tenía nada que encantar, así que un día, fue con otros amigos magos suyos de excursión a una cueva lejana. Cuando ya llegaron a ella, salió un agujero negro en el suelo y se tragó a sus compañeros. Entonces, el mago con miedo a que le pasara algo, se sentó en un rincón de la cueva y sacó su varita para ver si podía hacer algún hechizo. Miró y volvió a mirar muchas veces en su libro de magia, pero no encontró ningún truco para salir de allí, pero había uno que daba vida a cualquier objeto inanimado, así que hizo el truco y ¡la cueva cobró vida! A partir de ese día, la cueva dejó de poner trampas, salvó a los compañeros del mago y desde entonces, esa cueva es famosa y visitada por muchas personas del mundo entero gracias al mago, que ya no se aburrió jamás.
Cuenta la leyenda, que esa es la historia de La cueva de Boquique.
Alba Lena Beltrán Gil, 6ºA

El misterio de la cueva



Hace mucho tiempo en una pequeña ciudad vivía un pequeño pero valiente muchacho llamado Doy.
Doy se fue de excursión pero el pobre se perdió. Pasaron minutos y horas, pero seguía perdido.
Doy se metió en una cueva, donde se hizo amigo de un pequeño duende llamado Ra.
Ra también se había perdido. Doy y Ra se pusieron a investigar la cueva. Al día siguiente Doy y Ra encontraron un pequeño cofre, Doy lo abrió y se encontraron mucho dinero.
A la mañana siguiente encontraron una salida.
Al cabo de unos años se compraron una gran mansión y vivieron felices para siempre.


María Domínguez López, 6º A