lunes, noviembre 30, 2015

Los tres cerditos



Esta es la historia de tres cerdos,                                          
que haciendo casas eran muy lerdos.
El mayor de los tres hermanos
solía utilizar poco las manos.
Construyó una casa muy maja
utilizando solo un poco de paja.
El mediano en una ladera
construyó una casa de madera.
El pequeño, que era el más pillo,
construyó una casa de ladrillo.
                                                                                   
Pasaba un lobo por allí                                                              
y olió a los cerdos con su nariz .
La casa de paja vio
y de un soplido la derribó.
Salió el cerdito huyendo
Y a casa de su hermano llegó corriendo.   
El lobo le siguió
y con un soplido, la de madera tiró.
Los dos cerditos huyendo entre leños
fueron a casa de su hermano pequeño.
El lobo sopló y sopló,
y la casa de ladrillos aguantó.
Al cabo de un tiempo el lobo aburrido,
se marchó muy deprimido.

Los hermanos mayores aprendieron del pequeño que para hacer las cosas bien, hay que hacerlas con empeño.
                 Ignacio Fuentes Gómez 6º Primaria


viernes, noviembre 27, 2015

La Sirenita


jueves, noviembre 26, 2015

POESÍA DE RICITOS DE ORO





Por el campo florida iba una niña                                                                           
con el cabello rubio como el oro                                                                     
aunque, siendo traviesa y despistada                                                                       
se alejó de su casa sin decoro.

Caminando llegó hasta una casa                                                                         
linda por fuera, pequeña y bien cuidada.                                                                 
Al empujar la puerta se dio cuenta                                                                        
que estaba sola, aunque no fue invitada.
                         
Encontró tres tazones a la mesa                                                                           
pero dos muy calientes le quemaron,                                                        
aunque el tercero fue una riqueza                                                                            
 y sus tragos el hambre aliviaron.  
                                                                                                                                                                                                                                                          
Llegando al dormitorio se dio cuenta                                                                  
que había una cama enorme inalcanzable                                                      
pero la cama pequeñita era                                                                      
blandita, calentita y confortable.  
                                                                                                                                                 
Llegaron pues los dueños de la casa,                                                        
la familia formada por tres osos                                                                   
que habían ido de paseo juntos                                                                
encontraron en su casa algo asombroso.

Un platón sin la sopa por completo                                                               
y en la cama algo secreto:                                                                                       
una intrusa pequeña sueña, sueña y sueña…

Decidieron que no despertarían                                                                 
a la pequeña, quien después de un rato                                                          
saltando de la cama disculpose,                                                                
poniéndose el abrigo y los zapatos.

Javier Marcos Tobar. 6º Primaria

miércoles, noviembre 18, 2015

Los siete cabritillos y el lobo


martes, noviembre 17, 2015

Atentado en París



En estos días la noticia, sin duda, está en París. Junto a la reflexión en clase de los más mayores del Colegio acerca de la situación y el minuto de silencio llevado a cabo por la Comunidad Educativa en el día de ayer, en el patio escolar; también la expresión escrita de lo ocurrido, en este caso como noticia periodística:

ATENTADO EN PARIS
La noche del 13 al 14 de noviembre de 2015 en París, ocurrieron varios atentados terroristas. Murieron al menos 128 personas, uno de ellos español, y sobre unas 325 personas heridas. Uno de los ataques iba a producirse en el campo de fútbol, en el que se estaba jugando un partido.

No ocurrió, porque un guardia de seguridad sospechó de un hombre, que era el terrorista. El guardia de seguridad le llamó la atención, este salió corriendo y se explotó con su chaleco de explosivos. En el estadio se oyeron las bombas y la gente se resguardó en el campo. Otra explosión ocurrió en una sala de fiestas, en la que había acudido mucha gente, ya que cantaba un grupo conocido de París. Ahora mismo la gente está volviendo a su vida cotidiana y pronto todo volverá a la normalidad.

Lucía Monrobel Matías. 6º de Primaria